Propósitos.

La vida llega a un punto en el cual te sientes como si, un camión de atropellase, como si un martillo te golpease el cráneo. Cuando todo empieza a parecerte frustrante, las ganas de llorar no paran de hacer presencia, en ese punto en el cual no sabes a donde te diriges y necesitas ayuda, necesitas tu propia estrella polar. Para ello tienes que hacer catarsis sobre ti mismo, sobre lo que te rodea, lo que esta bien, lo que te hace daño.
Podria considerarse un reinicio, un punto de inflexión, lo importante es alejarte de aquello nocivo, aún que duela y cueste reconocerlo, alejarse de esas adicciones tan corrosivas no es fácil.


Por ello lo primero que debes hacer es encontrar algo por lo que trabajar, aún que sea una meta inalcanzable o, que el resto podrían considerar un capricho infantil. Por que aún que nunca lleguemos a conseguirlo, iras completando las pequeñas partes que la conforman, y, eso te evitara caer en un agujero de autoengaño y lastima, de dolor y angustia, tener un propósito y luchar por el es todo lo que necesitas para seguir vivo.

Deja una respuesta